2027

Un nuevo virus respiratorio azota al condado Dade y más allá. Causa fibre, dolores musculares, tos. Los múltiples pacientes que he atendido me dicen que es como si una aplanadora les pasara por encima. El germen no da positivo en esos numerosos tests que se usaban para “detectar” al Covid. Si comparamos el efecto de este noblísimo y escasamente aupado virus con el tramo inicial de la histeria del covid, los efectos de este último son, qué duda cabe, más soberbios. Pero… nadie dice nada y la vida transcurre normalmente, tal y como debe ser. Nada de encierros mandatorios ni falsas obligatoriedades. Nada de histéricos apocalípticos y mucho menos de epidemiólogos o médicos virtuales. Qué gran alivio! Entienden ahora el por qué siempre les decía que el mundo no podía paralizarse por un virus como otro cualquiera? El problema es que ya el daño está hecho: crisis profunda, inflación sin previo parangón alguno, cambios políticos irreversibles y, sobre todo, la génesis de un mundo nuevo que ya está aquí. Y sí, la culpa recae también sobre la mayoría de vosotros. Yo no… yo estoy libre de culpas, yo estoy por encima del bien y el mal. Me enorgullezco.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.