1003

Ni quienes pensamos que la libertad individual debe imponerse sobre el “bien común”, ni aquellos otros que creen que el estado debe hacerse cargo de la vida de la gente, vamos (van) a cambiar el voto tras el debate de anoche. Los rifi-rafa faranduleros rara vez determinan sobre las decisiones de la gente (es el mismo equivalente al gasto millonario de un Blomberg en Florida para elegir a un presidente). Si acaso queda el cosquilleo gozozo del chismorrerío político danzando frente a nuestras narices. La cosa, lo aseguro, se diluye con las horas.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .