508.

No se equivocaba Robert Nozick cuando hablaba del odio de los intelectuales (y de quienes se dejan arrastrar por la locuacidad de los hacedores de palabras, que son muchos) hacia los empresarios y emprendedores triunfadores. Es una “inquina” que trasciende ideologías y que apela al sentimiento primario y natural de la envidia y el rencor, de la orfandad terrible por el éxito ajeno. No hay racionalidad alguna en el parloteo de animadversión que se ha apoderado del discurso catedrático actual, cosa aún más palpable cuando se trata de un empresario que alcanza cuotas de poder político. La histeria resultante me recuerda aquel pasaje de el Aleph borgiano en que se alude a los sátiros, provenientes de una nación de hombres ferales y rústicos, inclinados a la lujuria, porque sería en fin de cuentas la forma en que la aristocrática y culta elite política y parasitaria visualiza a la clase media y popular que, al decir de Christopher Gilluy, ya no genera riquezas. El fin de la historia de Fukuyama fue una ilusión errada, les repito. No existe un choque de civilizaciones. El germen de la crisis de valores del mundo occidental se aloja en nuestras propias sociedades, entre las grandes metrópolis globalizadas y la ruralidad agónica. No es un hecho casual que los nacionalismos resurjan. Lean a Chistopher Gilluy, intelectuales de pacotilla. El sisma de hoy en día contiene en sí mismo una complejidad que no puede ser comprendida desde el falso discurso progresista que hoy enarbolan las clases más reaccionarias de la sociedad, colectivismos y falsos bienhechores incluidos.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .