971

El caso del barco pesquero de Seattle ha demostrado un abc de la Epidemiología moderna: que la inmunidad de grupo es un hecho. Lo hemos tantas y tantas veces dicho! Lo que no acabo de entender es la laxitud y la holgazanería de la ciencias, que han renunciado a la sensatez y al sentido común, por estos días.

Será que las sociedades más frágiles y vulnerables también arrastran consigo (además del temor y de la histeria) el oscurantismo y la fabulación? Es hora (desde hace rato) de ponerle fin a las horas más oscuras y recalcitrantes de este nuevo siglo.

Que se callen los sabihondos de salón, los burócratas institucionales y los políticos oportunistas. Que los médicos aterrados acaben de dar un paso al lado. Que las enfermeras en búsqueda del Dorado de la heroicidad se dediquen a hacer su trabajo! Esta pesadilla provocada por nosotros mismos no puede continuar matando y empobreciendo a millones en el mundo.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .